2BOLD_Header_One-for-the-road

En la era de la información, cada vez es más difícil captar el interés del público. Por ello, el drama humano es a menudo exhibido como un bien de consumo. La intimidad es monetizada con el único objetivo de atraer al público. Para reflejar esto, la directora Zaira Cabarga decidió mover la descarnada obra de Harold Pinter Un trago para el camino de un despacho privado en los 80 a un set de televisión en un futuro distópico no muy lejano.

Para afrontar el diseño del espacio, 2BOLD se involucró plenamente en la creación de la obra. Desde el primer ensayo, la escenografía fue evolucionando a medida que los actores desarrollaban y maduraban sus papeles. El espacio fue, pues, concebido como un personaje más.

El set minimalista está plagado de simbolismos a base de triángulos que señalan, principalmente, jerarquía estructuras de poder. Una dicotomía entre la agresiva resolución formal y la sosegada paleta de colores y materiales (en textiles azules y gasa blanca) acompaña la actitud del personaje principal, que varía de seductor cercano y gracioso a tirano sádico a lo largo de la obra.

La pieza tiene un ritmo claro compuesto de 3 escenas a lo largo de las cuales, cada miembro de la familia es torturado. Según aumenta la tensión, la iluminación varía, generando atmósferas que ayudan a inducir estados emocionales en el público y reforzando el discurso de la acción. Porque cada personaje, incluso el más silencioso, es vital para que la obra sea redonda.

    • EQUIPO:
    • 2BOLD + Zaira Cabarga Ríos
    • LOCALIZACIÓN:
    • Centro Cultural Miguel Delibes
    • CATEGORÍA:
    • Escenografía, Dirección artística
    • FECHA:
    • 2015

La audiencia ya lo ha visto todo, lo ha probado todo, ha viajado a todas partes… por eso hoy en día sólo las emociones fuertes consiguen captar su atención (ligeramente).

Esto, y la tendencia actual de monetizar el drama humano, impulsó a la directora a traer Un Trago Para el Camino, de Harold Pinter, a un show de televisión en un futuro distópico.

La escenografía, concebida como un personaje más de la obra, acompañaba y reforzaba el ritmo de la acción y sus puntos álgidos.

Basada en una minimalista composición geométrica y un look&feel sutil y calmado, el peso de la transformación de los personajes recaía en su evolución lumínica.

A través de cambios en su color y formas, generaba 3 claros ambientes que inducían diferentes emociones y enfatizaba el discurso de la obra.

Set design with fair carpet and red light triangle.
Woman silhouette, chiffon and white light.
2BOLD_Closing_One-for-the-road