2BOLD_Header_Tree-House

A Elia le encanta dibujar. Mateo adora el fútbol. Almudena es una apasionada de la neurociencia. Zacarías ama la música. Éste era el brief inicial. Su casa de 3 plantas más sótano necesitaba una intervención para ajustarse a sus necesidades actuales. Tras conocerlos mejor y entender sus relaciones interpersonales y su día a día, nos dimos cuenta de que la esencia de su casa podía asimilarse con la de un árbol.

En torno al tronco: el punto de encuentro. La principal intervención aquí consistió en la demolición de la tabiquería interior y la expansión del espacio hacia el jardín. Como resultado obtuvimos una sala de estar multi-atmósfera para sus momentos compartidos. En la copa, plagada de ramas y hojas, se incorporó un sistema de luz filtrada asemejando el komorebi. Una vez dentro de las habitaciones de Elia y Mateo, una atmósfera envolvente de madera y toques de color de su elección, les daba espacio para desarrollar su mundo interior. En la cumbre de la copa (un espacio a dos aguas albergando el estudio de Almudena y la habitación de matrimonio) se flexibiliza al incorporarse iluminación y mobiliario adaptables a las necesidades de cada momento y el estado anímico de sus habitantes.

Conectando estos elementos: el tronco. O lo que es lo mismo: la escalera. Concebida como una pieza de mobiliario que traspasa toda la casa verticalmente, acompaña el ascenso con su calidez. Al llegar a la planta superior, un exuberante rincón verde (selva en esquina) sorprende al usuario al tiempo que le manda un claro mensaje: ‘ey, bienvenido a un nuevo mundo’.

    • EQUIPO:
    • 2BOLD
    • LOCALIZACIÓN:
    • San Sebastián de los Reyes, Madrid
    • CATEGORÍA:
    • House refurbishment
    • FECHA:
    • 2019

La diferencia entre un hogar y una casa es que la primera es un reflejo de sus habitantes. La suma de sus personalidades, rituales y sueños.

Con esto en mente, y tras conocer a Elia, Mateo, Almudena y Zacarías, nos dimos cuenta de que la esencia de su hogar podía ser comparada con la de un árbol.

Con su estabilidad naciendo desde el tranquilo estudio del sótano, hasta la zona superior de la copa, llena de perspectivas frescas y luz.

La zona común se convirtió en un espacio abierto y fluido, lleno de luz natural y favoreciendo la conexión entre los miembros de la familia.

Una dosis extra de poesía fue incluida en las habitaciones de los niños para crear el equilibrio de estímulos y calma que requerían.

2Bold_Plan_Tree-House-01
2Bold_Plan_Tree-House-02
2Bold_Plan_Tree-House-03
2Bold_Plan_Tree-House-04
2Bold_Plan_Tree-House-05
COCINA
NIÑOS
PADRES
The Apple Gatherers – Frederick E. Morgan